EN ADULTOS

En ocasiones nos encontramos con situaciones en nuestra vida que nos desbordan porque no sabemos cómo afrontarlas o solucionarlas.

Esto hace que nos planteemos la opción de acudir a un profesional que nos pueda ayudar y orientar.

Depresión, Estrés, Ansiedad generalizada, Agorafobia, Hipocondría, Fobia social, Problemas de alimentación, Adicciones no químicas, Insomnio, Enfado/Agresividad.



PAREJAS

La vida en pareja puede conllevar dificultades que nos desborden en un momento determinado y veamos la necesidad de buscar un profesional que nos ayude.

Problemas sexuales, Problemas de comunicación, Celos, Inseguridad, Rupturas sentimentales.

ASESORAMIENTO Y APOYO PSICOLÓGICO

En ocasiones, atravesamos por dificultades en la vida que comienzan a desbordarnos. En ese momento podemos necesitar el apoyo de un profesional para que nos proporcione las estrategias que necesitamos para poder afrontar esa situación y, de esta forma, evitar que acabe derivando en un problema psicológico como puede ser la depresión, ansiedad, problemas de sueño...
También podemos querer aprender técnicas específicas que nos pueden servir en nuestro día a día para sobrellevar las posibles dificultades que se nos puedan plantear. Algunos ejemplos serían:

Técnicas de relajación, Resolución de problemas, Habilidades de comunicación.