¿QUE ES UN PROBLEMA EMOCIONAL?

Las personas, en el transcurso de nuestra vida, vamos aprendiendo diferentes formas de comportarnos ante las numerosas situaciones que se nos van presentando.

En general, aprendemos comportamientos adecuados que nos sirven para poder vivir de una forma satisfactoria. Pero también aprendemos comportamientos que nos hacen daño y que nos interfieren en nuestra vida diaria.

De esta forma, aprendemos a tener miedo, tristeza, enfado, adicciones y cualquier otro problema emocional.

Los problemas emocionales esas conductas que hemos ido aprendiendo que nos perturban en nuestro día a día y no nos sirven para vivir felizmente.

Cuando una persona tiene una fobia, una depresión, un problema emocional, no es porque esté loco o enfermo, sino que ha aprendido a comportarse de esa forma.

De la misma manera que hemos aprendido esos comportamientos y siguiendo los mimos principios de aprendizaje, también podemos desaprenderlos y, además, sustituirlos por otros que sí sean saludables y nos ayuden a vivir mejor.

¿QUE ES UN PSICÓLOGO?

Un psicólogo es un profesional de la conducta humana, especialista en las leyes del aprendizaje. Aplica esas mismas leyes para enseñar nuevos comportamientos que sustituyan a los que nos hacen daño.

Un psicólogo te enseñará todas las habilidades, técnicas y estrategias que necesitas para conseguir que afrontes tus problemas de forma exitosa hasta llegar a superarlos. Todo esto se enseñara en lo que llamamos la terapia psicológica.

¿QUE ES LA TERAPIA PSICOLÓGICA?

La terapia no consiste en charlar con tu psicólogo una vez por semana. Consiste en asistir a las sesiones semanales a aprender las habilidades y técnicas que tu psicólogo te enseñará para que afrontes tus problemas con mayor eficacia. Lo que aprendas en cada sesión deberás practicarlo durante esa semana, entre sesión y sesión.

FASES DE LA TERAPIA.

La terapia consta de 4 fases:

La fase de Evaluación: Consiste en recoger toda la información necesaria para comprender como se originó tu problema y, sobretodo, el motivo por el cual se mantiene a día de hoy. Suele durar entre 2- 3 sesiones aproximadamente.

La fase de Explicación de hipótesis: Una vez analizada toda la valiosa información que que se obtiene en las sesiones anteriores, se le pone nombre a tu problema y se explica con detenimiento para que comprendas porqué comenzaste a tenerlo y, lo más importante, porque se mantiene a día de hoy. Suele durar 1 sesión.

La fase de Terapia: Aquí se aprenden las estrategias específicas para tu problema para que puedas afrontarlo y superarlo. La duración de esta fase depende de varios factores, pero suele estar entre unas 10- 15 sesiones.

La fase de Seguimiento: Una vez ya domines las técnicas que aprendas en terapia, las apliques a esas situaciones complicadas y el problema empiece a desaparecer se van distanciando las sesiones. Hasta que tú mismo seas capaz de afrontar tus problemas y superarlos sin necesidad de apoyo psicológico.